Pantea Group | Café: ¿Cómo diferenciar sus variedades?

 

Café: ¿Cómo diferenciar sus variedades?

El Café es uno de los productos más consumidos del mundo, en especial en Occidente. Si inicialmente era un excitante, hoy su consumo se considera, ante todo, un placer, de ahí que sea importante saber diferenciar las principales variedades.

En este artículo se mencionan las variedades más comunes de café, incidiendo en las diferencias de sabor y sus propiedades.

​Tipos de café

Más allá de las distintas formas de preparar un café, las variedades más comunes de grano del cafeto son la arabica y la robusta. Además, también existen mezclas de ambos que se comercializan en el mercado.

Café arabica

Este grano se originó en el sur de Etiopía, en África, y hoy supone más del 70 % de la producción total, cultivándose a alturas superiores a los 1.200 metros. Los principales países productores de esta variedad son Colombia, Guatemala, Etiopía y Kenia.

Este café destaca por ser de grano grande, aromático suave, por lo que no resulta agresivo para aquellas personas que estén adquiriendo el hábito de consumo y es más saludable. En cualquier caso, no todas las plantas son iguales y determinadas cualidades organolépticas pueden variar.

Existen diferentes tipos de grano, destacando el Kenia AA por encima de los demás, seguido por el Moka, el Java y el Tarrazú. Las mutaciones de la planta han dado lugar a características distintas en función del lugar de cultivo.

Café robusta

El café robusta también es originario de África, pero de la región del Congo. A diferencia del arabica, puede plantarse en varios terrenos, a partir de los 200 metros, por lo que su cultivo resulta más versátil. Los principales productores son el norte de Brasil, algunos países africanos y Vietnam.

El café robusta se caracteriza por tener un grano más pequeño y ser más amargo y menos aromático. Además, resulta más económico y tiene un contenido en cafeína mucho mayor, lo que es recomendable para aquellas personas que necesitan mantenerse atentas durante el día.

​Mezcla

En los últimos años, y con el objetivo de mejorar la calidad del producto y conseguir equilibrar los sabores, se han comercializado mezclas de cafés, en especial para usos industriales como la distribución, la hostelería o servicio a colectividades. El objetivo claro es crear productos diferentes con sabores y propiedades diferentes a partir de la mezcla de diferentes variedades de café. En algunos casos, priorizando el precio; en otros, apostando por la calidad.

En la mayoría de los casos, la mezcla está compuesta por una base de café robusta, aunque tratado para evitar su sabor áspero y con granos de café arabicaque puedan equilibrar el sabor. Además, se han hecho experimentos de mezclar distintas variedades grano para servir a cafeterías de alta gama.

¿Te gusta lo que ves? ¡Compártelo ahora!